(Ecuador, 19/08/16) El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos, Larry Devoe, sostuvo un encuentro con el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, donde presentó el Plan Nacional de Derechos Humanos que fue aprobado el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, en el mes de febrero de este año.

Devoe recordó que este documento fue construido por el Consejo Nacional de Derechos Humanos, instancia que nació gracias a la recomendación de Unasur, luego del proceso de diálogo que se sostuvo en Caracas en el año 2014.

Asimismo, explicó que este Plan contempla una serie de medidas estructurales para seguir avanzando en la política de protección de los derechos humanos que viene impulsando sostenidamente Venezuela en la última década.

Asimismo, señaló que este es el primer Plan de Derechos Humanos que hace mención al fortalecimiento del Grupo de Alto Nivel sobre Dere­chos Humanos de Unasur, con el objetivo de impulsar una nueva institucionalidad regional en esta materia.

Por su parte, el Secretario General de Unasur, Ernesto Samper Pizano, valoró positivamente que el país haya construido este Plan que logra sistematizar la política del Gobierno nacional en materia de promoción y protección de los derechos humanos.

Desde febrero de este año, el Plan está siendo ejecutado por las instituciones del Estado venezolano, quienes están incorporando en sus respectivos Planes Operativos, las acciones que están bajo su responsabilidad para garantizar su cumplimiento.

La construcción de este Plan es el resultado de un proceso realizado en tres etapas: Diagnóstico, elaboración de una propuesta preliminar del Plan y consulta pública en todo el país, las cuales se desarrollaron con la valiosa contribución de organismos internacionales, organizaciones y movimientos de derechos humanos, e instituciones del Estado.

El Plan está compuesto por cinco ejes, 15 líneas estratégicas y 213 acciones programáticas, dirigidas a incrementar la garantía de los derechos humanos. Esta política de Estado complementará al Plan de la Patria y a todos los planes, políticas y misiones sociales que ha venido desarrollando el Estado venezolano.

No se trata de sustituir los planes ya existentes, sino de generar procesos que permitan cumplir los objetivos que en materia de derechos humanos contienen esos planes, y así profundizar las políticas públicas impulsadas por el Gobierno nacional, que han tenido importantes logros en el disfrute efectivo de estos derechos.

 

Prensa CNDH.